Parc de la Pau

En colaboración con los artistas de La Kasa, Axel y Kalaka, así como de los chicos asistentes al taller, hemos podido llevar a cabo la revitalización de un muro que se encontraba un tanto abandonado y en cuya vieja piel aún se leía la frase Parc de la Pau (parque de la paz). Pensar que la paz surge cuando existe el diálogo y no la imposición nos obliga a buscar nuevas herramientas de participación que de alguna manera generen aprendizajes colectivos. Si tomamos en cuenta el resultado y las muestras de satisfacción por parte de los vecinos y participantes, podemos decir que este experimento artístico ha funcionado un poco mejor de cómo lo habíamos imaginado.