Díalogos de mercado

En junio de 2013 la asociación Enrotlla’t organizó un concurso para intervenir las persianas del mercado de la Albaceria en el barrio de Gràcia (Barcelona). Según me explicaron, el evento se materializó después de varios meses de negociaciones entre los comerciantes, el ayuntamiento, los patrocinadores y la propia asociación. Este tipo de iniciativas siempre generan polémica entre aquellos que piensan que el graffiti pierde su “esencia” cuando se hace de manera reglada y aquellos que no. Yo en lo personal creo que no existe una esencia única y auténtica, menos ahora cuando una práctica que en sus  orígenes se consideró transgresora, ha entrado en las dinámicas de los mercados monetarios, artísticos, publicitarios, etc.

Lo que sí creo es que sea legal o ilegal, cualquier intervención gráfica que se haga en la calle no puede pretender privatizar el espacio, negando a otros la posibilidad de hacer uso del mismo.

Semanas después, algunos writers pintaron bombas y tags sobre nuestro trabajo, lo cual provocó que un transeúnte anónimo contraatacara con rotulador en mano e hiciera frente a los “iconoclastas” dejándoles un mensaje, que en el caso de mi obra se mereció un “subnormal”.

Así fue el orden de intervenciones en este diálogo:

Creux pinta sobre una persiana negra que quizá tuvo algún graffiti anteriormente – Baren pinta una bomba sobre la persiana pintada por creux-transeúnte anónimo escribe con un rotulador “subnormal” sobre la bomba de Baren…y así comienzan las historias que hacen que las calles sean dinámicas.